Tratamientos de desinsectación en Fuengirola

Desinsectación

En Plaguicosta contamos con los especialistas y las herramientas necesarias para realizar eficientes tratamientos de desinsectación, los cuales refieren al conjunto de técnicas y métodos con los que se pueden prevenir y controlar la presencia de ciertas especies de artrópodos nocivos.

Tenemos amplia experiencia en la eliminación de cucarachas, hormigas, pulgas, garrapatas, lepismas (“pececillos de plata”), etc. Este tipo de animales ocupan todos los sectores (vivienda, comercios, hostelería, granjas, etc.) y deben ser tratados con insecticidas especiales de largo efecto residual. Consulte con nosotros, estamos ubicados en Fuengirola.

A continuación detallamos mayor información sobre los insectos que eliminamos. 

Cucarachas

Se estiman en más de 3.000 las especies de cucarachas descritas. De éstas, sólo unas pocas especies están consideradas plagas habituales en medio urbano. Es preciso recordar que muchos de estos insectos viven en alcantarillados, pozos, etc. y que su paso desde ese entorno contaminado al interior de viviendas, cocinas, etc. puede conducir al transporte (capacidad vectorial) de agentes infecciosos y/o parasitarios.

Las cucarachas negras y, más raramente, la americana se encuentran colonizando el alcantarillado. Desde éste, y aprovechando deficiencias en la higiene y/o conservación del saneamiento interior de los inmuebles, estos insectos podrían acceder al interior, afectando especialmente a cocinas, servicios y wc, sótanos, cuartos de maquinaria, etc., en general, así como locales próximos o interconectados con los sistemas de pocería y alcantarillado.

Sin embargo, las cucarachas rubias no se encuentran habitualmente en el alcantarillado. Su hábitat preferido son cocinas y locales (hostelería) donde encuentran las condiciones de temperatura (calor) y humedad que requiere esta especie.

Todos estos insectos tienen en común su elevada capacidad de reproducción. Las hembras, depositan una cápsula conteniendo un número variable de huevos. Este aspecto refuerza la idea de necesidad de detección y control eficaz lo más temprano posible.

Pese a que algunas especies presentan alas desarrolladas, se trata de insectos incapaces de volar pero muy rápidos y ágiles en sus desplazamientos rastreros. Utilizan muy eficazmente las pequeñas grietas e imperfecciones en suelos y paramentos para acceder y refugiarse en el interior de los locales que infestan, circunstancias que complican asimismo su erradicación. Se trata de insectos de vida eminentemente nocturna.

Chinches

Los adultos miden aproximadamente de 4 a 7 mm con un cuerpo de marrón a marrón rojizo (después de alimentarse). Su ciclo de vida comprende el huevo, 5 estados ninfales y el adulto. Las ninfas son similares a los adultos en morfología y hábitos (hemimetábolos).

Las hembras pueden, si están bien alimentadas, poner hasta 200-300 huevos en su vida con un ritmo de 12 huevos por día. Son colocados en superficies rugosas y cubiertos con una sustancia pegajosa que los adhiere a los objetos en los que son depositados. Los huevos son blancos de 1 mm de largo. La incubación del huevo dura entre 6 y 20 días.

El ciclo de huevo a adulto es de 7 a 18 semanas según las condiciones de temperatura y humedad. Por debajo de 16º C, los adultos entran en estado de semi-hibernación, así que el desarrollo se interrumpe. Con la alimentación y los ciclos reproductivos normales, los individuos pueden vivir entre 6 y 12 meses.

La chinche de la cama se esconde en grietas y hendiduras durante el día y sale durante la noche a alimentarse. Típicamente se la puede encontrar alrededor de los botones y costuras de los colchones, en el somier o su cubierta y en cualquier grieta del marco de madera, como donde se unen las escuadras.

Otros lugares que se deben revisar son los elementos colgados de la pared como marcos de cuadros, escritorios, muebles tapizados, zócalos, grietas en el piso, detrás de papel tapiz suelto, las cubiertas para enchufes y claves de luz, marcos de puertas y ventanas, conductos de luz, etc.

En infestaciones severas, la chinche se puede encontrar en los huecos de los muros, áticos y otras áreas cerradas. Se puede movilizar a grandes distancias para obtener su comida de sangre.

Daños y enfermedades transmitidas:

  • Se alimentan de noche sobre los huéspedes dormidos. La ingesta dura entre 3 minutos (ninfas) hasta 10-15 minutos (adultos).

  • Aunque la picadura de la chinche no duele, la mayoría de las personas (80%) desarrolla una reacción alérgica a la saliva inyectada por ella mientras se alimenta, generalmente se produce una hinchazón, pero no se genera el punto rojo característico de la picadura de pulga.

  • En las personas muy sensibles la hinchazón puede ser severa y extenderse más allá del área inmediata a la picadura. En estos casos, la picadura puede producir un prurito intenso, irritación y sensación de quemadura, con o sin sangrado posterior.

  • La pérdida de sangre debido a altas infestaciones genera anemia. Especialmente en niños con pobre estado nutricional. Las malas condiciones sanitarias asociadas a las chinches y el rascado intenso son causas frecuentes de infecciones secundarias.

  • Se sabe que la chinche de la cama puede estar infectada con alrededor de 25 diferentes organismos patógenos. Se ha encontrado que el período de supervivencia de la chinche de cama es especialmente largo (147 a 285 días) para los organismos patógenos de la peste y fiebre recurrente. No obstante, no se ha demostrado hasta el momento el papel de estas especies como vectores de parásitos, bacterias o virus al hombre, que no sea por transmisión mecánica al aplastar con las manos un insecto recientemente alimentado.

  • Para los hoteles puede tener un costo muy negativo de imagen pública si se desarrollan altas infestaciones.

Hormigas

Insectos de mayor éxito reproductivo. Si bien son molestas e indecorosas, la mayoría de las especies consumen cualquier alimento y son neutrales, no causan daños, siendo depredadores benéficos de otras plagas.

Las colonias de hormigas carpinteras están, por lo general, compuestas desde 3.000 hasta 20.000 obreras, con colonias que llegan a tener hasta 100.000 obreras. Crean un nido principal y nidos satélites. Su tiempo de desarrollo (de huevo a adulto) es de por lo menos 60 días.

La mayoría de las especies establecen su primer nido en madera podrida y más tarde se expande en madera sólida. En el interior, los nidos se localizan en la madera (de preferencia ablandada por acción de hongos), en el material de aislamiento y/o en muros huecos. Las obreras son molestas cuando salen en busca de alimento pero son destructivas para la madera que utilizan sólo para anidar.

Una indicación externa de una infestación, además de la presencia de obreras y/o enjambraderas (aladas reproductoras) es la aparición de pequeños orificios en la superficie de la madera. A través de estos, las obreras expulsan los desechos que consisten en partículas de aserrín y/o fragmentos de material de aislamiento. La época de calor es propicia para que aparezcan hormigas voladoras.

La hormiga carpintera se alimenta principalmente del melado producido por los insectos, de jugo de frutas y plantas, de insectos y otros artrópodos, también se alimentan de materias dulces, huevos, carnes y grasas.

Pulgas

Las pulgas se crían en el polvo, basura, rendijas del piso, alfombras, etc. Requieren para su desarrollo de una alta humedad. La hembra puede poner hasta 500 huevos y su existencia dura hasta 1 año. La pulga se alimenta de sangre y es capaz de saltar 600 veces durante 72 horas. Este insecto es transmisor de la peste negra. Sus picaduras originan pápulas erritematosas en la piel y prurito.

En todo el mundo, se las considera plagas de los humanos y animales domésticos, muchas se alimentan de humanos cuando las infestaciones son fuertes. La pulga es un insecto rastrero, transmisor de enfermedades (tifus, endémico benigno o tifus murino) y existen diferentes especies según quien les sirva como huésped: pulga del hombre, pulga del gato, pulga del perro, etc.

Arañas

Las arañas son artrópodos arácnidos de cuerpos planos y ovalados. Se caracterizan por tener cuatro pares de patas y su cuerpo dividido en dos partes que son el cefalotórax y el abdomen. Las arañas se alimentan de pequeños animales, siendo las mayores depredadoras de insectos del mundo.

Las arañas poseen la capacidad de tejer telas de seda, llamadas telarañas, y que utilizan para construirse sus refugios, servir de redes de caza para sus presas y para desplazarse con ayuda del viento. Además, para la caza de sus presas poseen glándulas venenosas en sus piezas bucales para inmovilizar a sus presas y digerirlas antes de su ingesta.

Los posibles síntomas de una plaga son la apreciación de arañas vivas o muertas, cáscaras de huevos y/o telas de arañas.

Existen más de 40.000 especies de arañas conocidas, pero solo muy pocas son peligrosas para el ser humano como en el caso de la Latrodectus mactans, comúnmente conocida como la viuda negra. El hecho de que la gran mayoría de especies de arañas no sean peligrosas se debe a que sus piezas bucales son cortas y débiles para perforar la piel del ser humano.

En España las arañas existentes son inofensivas para el ser humano, produciendo sus picaduras pequeños efectos locales que normalmente se confunden con las picaduras de cualquier insecto. Aunque siendo difícil, es posible que se puedan dar en España casos particulares de especies de arañas muy peligrosas para el ser humano, debido a que se encuentren en el interior de mercancías importadas de otros países.

Avispas

Las avispas sociales son insectos de metamorfosis completa que presentan un curioso ciclo vital. Como en el caso de hormigas o termitas, forman sociedades estructuradas con división de trabajo (castas).

Este ciclo vital comienza cuando una joven reina fecundada emerge al inicio de la primavera para formar un nuevo avispero. Durante toda la primavera y el verano el avispero seguirá creciendo. En estos momentos, ya puede haber problemas porque el número de avispas puede ser muy importante. Con el otoño, llega el declinar del avispero, las avispas están muy nerviosas y ahora se dedican a cuidar a una casta muy especial, la de las nuevas jóvenes reinas que deben asegurar la continuidad de la especie. Las obreras no sobreviven el invierno y mueren con las primeras heladas invernales.

En cuanto a las avispas, resulta preciso considerar que se trata de insectos beneficiosos. Por su carácter omnívoro, las avispas contribuyen a la eliminación de residuos alimentarios y son capaces de depredar a otros insectos potencialmente dañinos. El problema de las avispas en ciudad está relacionado con:

  • Las avispas pueden picar repetidamente y lo hacen de forma agresiva si se las molesta en exceso.

  • Ciertas personas son hipersensibles al veneno de la avispa y una picadura puede desencadenar un shock anafiláctico grave.

  • Ciertas especies de avispas "sociales" se estructuran en sociedades o avisperos que pueden englobar a miles de individuos.

  • Picaduras en momentos especiales (conducción vehículos).

Moscas

La mosca doméstica puede encontrarse en todo el mundo y vive cerca de los humanos. Dado que las moscas domésticas son portadoras de muchas enfermedades en personas y animales domésticos, es importante mantener baja la población de estos insectos.

Entender sus hábitos y su ciclo de vida puede ayudar a eliminar las moscas a bajo costo para usted y el medioambiente. La mosca doméstica es una mosca que no pica y que mide alrededor de 1⁄4 pulgada de largo. Las moscas domésticas adultas tienen dos alas y cuatro bandas negras en sentido vertical en la parte posterior. Por lo general, el abdomen parece ser a cuadros.

Se confunden con las moscardas de la carne y las moscas de los establos. Las moscardas de la carne sólo tienen tres bandas en su parte posterior y la punta del abdomen es generalmente roja. La mosca de los establos se alimenta de sangre y las partes de su boca sobresalen de la parte frontal de su cabeza.

Las señales o evidencias que podemos ver para saber si tenemos una plaga de moscas: moscas vivas o muertas, excrementos de mosca y/o moscas en estado de larva.

Los daños ocasionados por moscas:

  • Transmitir enfermedades.

  • Contaminar los alimentos.

  • Picaduras por algunas especies.

  • Mala impresión en la clientela.

  • Sanciones por incumplimiento de la legislación, reducción de los ingresos por disminución de clientes.

Mosquitos

Los mosquitos son ectoparásitos de los mamíferos, es decir, van a parasitar pero no necesitan vivir en el interior del huésped. Su ciclo biológico se caracteriza por una metamorfosis completa en la que existen 4 etapas bien diferenciadas: huevo, larva, pupa y adulto.

Las hembras depositan sus huevos en una superficie de agua, que puede ser de cualquier tipo (dulce, salada, de ríos, lagos, etc.), pero que suele ser agua estancada para que la corriente no arrastre los huevos o las larvas. Dichas larvas viven en el agua, pero deben ir a la superficie para obtener aire. Atraviesan 4 estados ninfales, en un período de 4 a 10 días, para formar la pupa.

La pupa también vive en el agua y, al igual que la larva, es bastante activa. La etapa pupal dura desde 1 día hasta algunas semanas. Cuando están listos para emerger los adultos, la pupa sube a la superficie y rompe la piel pupal. El adulto utiliza esta piel como soporte hasta que es capaz de volar.

Usualmente los machos surgen primero y esperan cerca de ese punto para aparearse con las hembras. La hembra adulta es la única etapa que se alimenta de sangre, ya que necesita proteínas sanguíneas para poder desarrollar los huevos. El macho es herbívoro.

Suelen ser abundantes durante la estación calurosa, sobre todo en lugares donde puedan establecerse depósitos de agua y exista una fuerte vegetación que corte bien el viento y les sirva de refugio.

Los mosquitos constituyen una de las plagas más severas, no sólo porque causan molestias en el hombre y los animales con su picadura, sino porque además son vectores de la transmisión de diferentes enfermedades causadas por microorganismos que, en algunos casos como la malaria y la leishmaniasis, son mortales.

Solicite nuestros servicios llamando al:

660 289 154