Tratamientos de madera en Fuengirola

Tratamientos de madera

Nuestra empresa Plaguicosta, situada en la localidad de Fuengirola, cuenta con personal cualificado y con la maquinaria y los productos necesarios para realizar excelentes tratamientos de madera. Eliminamos termitas, carcomas, etc que se alimentan de la celulosa y la lignina (componentes principales de la madera).

Termitas

Las termes o termitas son insectos isópteros que se encuentran en la actualidad en casi todo el mundo, sobre todo en las regiones cálidas. Existen más de 2.000 especies de las cuales, en España, están representadas dos: RETICULITERMES LUCIFUGUS ROSSI y CRIPTOTERMES BREVIS WALKER.

Los termítidos son insectos sociales que se alimentan de la celulosa de la madera. Existen tres tipos de individuos:

  • Individuos fundadores (pareja real): insectos sexuados, macrópteros, que en determinados momentos se tornan ápteros, teniendo capacidad de fecundarse en repetidas ocasiones.

  • Individuos sexuados funcionales: son macrópteos, adquiriendo alas con anterioridad a su período de vuelo. Son los encargados de fundar nuevas colonias. De color oscuro, vulgarmente denominados “hormigas voladoras”.

  • Individuos ápteros sexuados no funcionales: son los obreros y soldados de la colonia, apareciendo en un número más elevado que el resto, siendo, por otra parte, los que nacen inicialmente al crearse un nuevo termitero. Estos no tienen alas y son de un color blanquecino. No resisten la luz del día; es por ello que al atacar la madera dejan una capa exterior sin tocar, lo cual dificulta comprobar su presencia. La época de mayor reproducción es en la primavera y otoño.


Las principales características de las dos especies de termiteros que existen en España, son las siguientes:

RETICULITERMES LUCIFUGUS ROSSI

Termes subterráneo. Con el termitero bajo tierra, donde encuentran la humedad y temperatura necesaria para su desarrollo.

Desde el termitero alcanzan la madera de que se alimentan, construyendo, caso de no presentarse una accesibilidad directa tierra-madera, unos conductos tubulares fabricados con tierra, detritus y excrementos, en los que mantiene un alto grado de humedad necesarios para su subsistencia, que puede alcanzar valores próximos a 90-96%. Los obreros ápteros, al igual que los soldados, son ciegos y de menor tamaño (1 a 2,5 mm. máximo). Los individuos sexuales funcionales, adquieren alas en los tres meses anteriores al inicio del vuelo. Estos insectos abren unas galerías características en la madera, paralelas a la dirección de las fibras, separadas entre sí por “hojas” de madera sana, por lo que se denominan “daños en hoja de libro”. Siempre queda una delgada capa exterior que impide su detección externa, ya que exceptuando cuando salen del termitero para efectuar el vuelo, no se muestran al exterior de las maderas. Durante las épocas desfavorables fabrican en el interior de la madera nidos de resistencia, con barro y detritus varios. En caso de morir la reina es sustituida por otra, trabajo que realizarán los obreros.

Los neutros poseen el aparato genital atrofiado por los parásitos que tienen en el extremo del aparato digestivo, que circunstancialmente les impide el desarrollo. Se les facilita alimentos especiales y cuidados, por mediación de los obreros, eliminando poco a poco aquellos parásitos y desarrollando un individuo perfecto de Rey o Reina.

CRIPTOTERMES BREVIS WALK

Kalotermes originario del continente americano, que vive en el interior de la madera seca, originando en ésta amplias galerías, así como huecos de distinto volumen, en los que realiza sus puestas.

Solo salen de la madera para fecundarse en su período de vuelo, dificultando la detección de los daños, que se pueden descubrir dado que periódicamente los insectos abren pequeños orificios para expulsar residuos, siendo tapados de inmediato con estos de serrín. Los residuos que también son encontrados en el interior de la madera. Son muy característicos con formas prismático-cilíndricas con aristas redondeadas de color pardo oscuro y 1-2 mm de longitud.

Carcomas

La carcoma es un insecto coleóptero, con dos pares de alas, de los cuales uno se ha transformado en una pieza endurecida 
denominada élitro, mientras que el otro par, situado debajo, les sirve para volar.

En este orden se encuentran la mayoría de los insectos xilófagos de la madera colocada en servicio, siendo el de mayor importancia. Son de tipo larvario, es decir, son las larvas las causantes de los daños en la madera.

Las dos familias más comunes en España son:

ANOBIUM PUNCTATUM

Insectos de 3 a 9 mm. De longitud, denominados vulgarmente “carcoma fina”. Atacan a la madera de los árboles recién cortados, o su puesta en servicio, siempre seca, tanto de frondosa como de conífera, aunque los mayores daños se dan en las segundas. Se alimentan de los componentes de la pared celular, principalmente de la celulosa, la cual asimilan mediante la acción simbiótica de ciertos microorganismos intestinales. Los daños producidos son importantes, dado el elevado número de individuos que atacan conjuntamente. Las hembras depositan sus huevos en las grietas superficiales de la madera, de las que a los pocos días salen unas larvas vellosas, con patitas visibles arqueadas, blancas y con su parte anterior engrosada.

Las larvas perforan galerías de sección circular de 1-2 mm. De diámetro que aparecen llenas de serrín que no es homogéneo, apareciendo unos gránulos formados por excrementos y residuos. Las larvas de estos insectos permanecen en el interior de la madera entre 1 y 5 años, en relación con la temperatura ambiente y la humedad. El gran peligro que presentan estos insectos es la reinfección de una misma madera, por puestas sucesivas en ella.

La época de vuelo (son buenos voladores) se prolonga de mayo a agosto, adelantándose algunas semanas con climatología cálida.

HYROLUPES BAJULUS L.

Insecto muy extendido en el mundo y prácticamente en toda España. Es el causante de los mayores daños en Europa sobre la madera de albura de conífera puesta en servicio, lo cual puede ser debido a la atracción que ciertos terpenos existentes en la madera ejerce sobre las hembras en el momento de su apareamiento.

La madera afectada por hongos de pudrición de los géneros Poria, Lenzites y Coniphora, así como por hongos cromógenos, es más susceptible al ataque de estos insectos, conocidos vulgarmente como “Capricornios”.

Emergen de la madera entre los meses de junio y agosto, por orificios de sección oval de dimensiones de 7/9 por 3/5 mm. El período de apareamiento es de 15-30 días, tras lo cual las hembras ponen de 150-200 huevos, de los que a las 3 semanas salen las larvas.

El ciclo biológico de estos insectos es de 5 años en los países cálidos y de 8 a 10 años en el Norte de Europa, tiempo durante el cual las larvas permanecen en la madera. Este período puede ser incluso superior si se ve favorecido con altos grados de humedad en la misma.

Contrate nuestros servicios.

Llámenos.